«DELIRIUM» en el adulto mayor.

«Competencias de enfermería en su tratamiento no farmacológico»

Conforme a las proyecciones que estima el Consejo Nacional de Población (CONAPO), en 2017 residen en el país de México 12, 973 411 personas de 60 años y más, de los cuales 53.9% son mujeres y 46.1% son hombres, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), su tendencia esperada en los próximos años la colocan como una de las transformaciones sociales de mayor trascendencia del siglo XXI. Los derechohabientes de los servicios de salud en la mayoría son adultos mayores, a nivel mundial se registran con el 55%, y en México es de 60% acompañados con patologías múltiples.

Una de las complicaciones con mayor morbimortalidad en la población geriátrica hospitalizada es el Delirium lo que origina largas estancias hospitalarias en el 20% de los 12.5 millones de adultos mayores de 65 años que se hospitalizan en Estados Unidos, elevando los costos de atención en 2,500 dólares por paciente, sin tomar en cuenta que algunos requerirán a su egreso ser nuevamente re hospitalizados, rehabilitados, institucionalizados y auxiliados por cuidadores formales o informales de salud.

A nivel hospitalario la incidencia es variable y depende de la población estudiada, siendo del 18 a 35%. En México, las instituciones de salud pública han reportado una prevalencia de delirium del 38.3% de los adultos mayores hospitalizados y una incidencia del 12%, de los cuales casi la mitad tienen como antecedentes demencia, dolor no controlado o un procedimiento quirúrgico reciente.

Cabe resaltar que de aquellos pacientes hospitalizados con delirium, la mitad ingreso con delirium y la otra mitad la desarrolló durante la hospitalización. Pese a su alta frecuencia, éste no es diagnosticado por los médicos en el 50 al 80% de los casos y en enfermería más del 50% no es reconocido como diagnóstico así mismo no es intervenido eficazmente. Además, es importante enfatizar que el delirium durante la hospitalización es prevenible casi en el 40% de los casos. El delirium se asocia a una alta mortalidad, siendo del 34% en pacientes hospitalizados .

La Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) Hospital de Cardiología C.M.N. Siglo XXI, es una unidad de tercer nivel que atiende a una población de adultos mayores en más del 80% con enfermedades cardiovasculares que se ven potencializadas por las complicaciones del diagnóstico de base.

El Delirium, en el Registro de productividad del programa de atención geriátrica 2016- 2017 de enfermería, reportó que durante ese año 1,800 adultos mayores fueron atendidos en hospitalización de ellos 1,680 fueron pacientes geriátricos registrando que el 40% presentó delirium.

Como integrante del equipo multidisciplinario, el personal de enfermería es un elemento clave en la atención oportuna del adulto mayor con Delirium siendo el encargado de realizar las intervenciones de prevención, diagnóstico enfermero y tratamiento no farmacológico (estrategias clínicas, conductuales y ambientales) por lo que el personal de enfermería debe poseer un nivel de competencia que contribuyan a una atención de calidad.

El Consejo Internacional de Enfermería (CIE) define competencia como: “Un nivel de realizaciones que demuestra la aplicación efectiva de los conocimientos, capacidades y juicio” que el personal de enfermería realiza a nivel laboral, refleja comprensión, conocimiento y juicio además de una importante gama de capacidades cognitivas, psicomotoras e Interpersonales, éstas competencias son las que en el ejercicio de la práctica o su lugar laboral vive en instituciones de salud, en la comunidad y en todo el mundo para poder suministrar unos cuidados de calidad.

Autores: Olivia Milagros Pérez-Solís, Sylvia Claudine Ramírez-Sánchez , Olga Lozano-Rangel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *