Conocimientos, actitudes y acciones de las enfermeras de Atención Primaria ante la vacuna del virus del papiloma humano (VHP)

Introducción

La vacunación en Atención Primaria (AP) requiere de una adecuada formación del equipo multidisciplinar con el fin de alcanzar las coberturas vacunales. 

El virus del papiloma humano (VPH) constituye la enfermedad de transmisión sexual (ETS) más frecuente del mundo, caracterizándose por ser portadores asintomáticos y transmisores de la infección ambos sexos.

Es destacable, además, la carga global de la enfermedad neoplásica causada por el VPH, ya que es el responsable del 100% de los cánceres de cuellos uterino, siendo la cuarta causa de muerte en el género femenino (4), y se relaciona causalmente con el 90% de cánceres anales, el 40% de vulva y pene y con el 12% de orofaringe (4,5). Por tanto, los diferentes medios de prevención y el cribado del cáncer de cuello de útero se consideran estrategias clave para reducir su incidencia a largo plazo.

La mayor carga de trabajo en la vacunación recae en las enfermeras, que deben desarrollar sus competencias en la captación, conservación, administración y registros con la mayor calidad posible, siendo de gran importancia establecer una comunicación eficaz con los padres y adolescentes implicados. En ámbitos urbanos se cuenta con enfermeras pediátricas y/o enfermeras comunitarias con atención solamente a población pediátrica (de 0 a 14 años) y enfermeras comunitarias atendiendo a población adulta (a partir de 14 años). En ámbitos rurales, con menor población, se cuenta con enfermeras comunitarias que atienden conjuntamente a población adulta y pediátrica. Se desconoce si la cobertura en la vacunación es diferente en función del grupo de población atendida. 

Conocer la aceptabilidad de las enfermeras de  la vacuna contra el VPH (10,11) se hace necesario para mejorar la captación e implementación de coberturas vacunales , y ayudar a los padres en la toma de decisiones.

 

Autores:

Mª Prado Sánchez-Molero Martín1, Laura Suárez-Bárcena González2, César Lozano Suárez3, Cristina Romero Blanco4

1Especialista en Enfermería Pediátrica. Centro de salud Ciudad Real I. Servicio de Salud de Castilla-La Mancha. Ciudad Real
2Especialista en Enfermería Familiar y Comunitaria. Hospital Universitario La Paz. Servicio Madrileño de Salud. Madrid
3Médico Especialista de Familia. Centro de salud Ciudad Real I. Servicio de Salud de Castilla-La Mancha. Ciudad Real
4Doctora por la Universidad de Castilla-La Mancha. Facultad de Enfermería de Ciudad Real. Ciudad Real

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *