Las 60 ciudades con mejor movilidad del mundo

De acuerdo con un informe de la empresa Arthur D Little, el panorama sobre la movilidad urbana plantea un desafío masivo porque las grandes ciudades deben comenzar a adaptarse a la idea de que para el 2050 el porcentaje de habitantes se duplicará, al igual que el número de traslados.

Esto quiere decir que si las grandes ciudades y sus responsables, no comienzan a impulsar la movilidad sostenible, para el 2050 no podrán cubrir la demanda que se requiere para que sus ciudadanos puedan movilizarse de un lado a otro.

Las catalogadas como “ciudades con mejor movilidad”, se han apoyado mayormente de la tecnología para hallar nuevas formas y alternativas de impulsar la movilidad sostenible en los espacios urbanos y la educación vial en los ciudadanos.

Por su parte, más del 31% de los habitantes, están apoyando las alternativas de movilidad sustentable, como la bicicleta; otros están invirtiendo en adquirir vehículos sostenibles, como los eléctricos o los híbridos.

Ambas opciones están cambiando los hábitos de movilidad y se están posicionando como referentes para aquellas ciudades que aún se encuentran muy lejos de la transición hacia una movilidad sostenible.

¿Qué se requiere para impulsarla?

De acuerdo con el estudio de Arthur D Little, existen cuatro estrategias clave para que las ciudades puedan mejorar sus sistemas y políticas de movilidad.

1-. Estrategias visionarias: las autoridades e involucrados deben desarrollar políticas que puedan adaptarse al territorio, al número de habitantes y a la economía de un país.

También tienen que seleccionar los objetivos basados en la alineación estratégica de todas las partes interesadas; ya sean, públicas o privadas. Esta alineación asegurará un equilibrio entre ideas visionarias, viabilidad y rentabilidad del proyecto.

2-. Gestión de suministro de movilidad: se deben extender las ofertas de transporte para los ciudadanos y se tienen que establecer alianzas con empresas privadas que ayuden a agilizar el traslado de los habitantes, así como aumentar el número de alternativas.

3-. Gestión de la demanda de movilidad: el gobierno e involucrados, también deben generar una propuesta de movilidad que le sea atractiva a las personas, y compartir con ellos los incentivos y opciones que existen para que puedan trasladarse.

Esto permitirá expandir el flujo de masas y aprovechar cada una de las opciones que se ofrecen, ya sea con bicicletas, camiones ecológicos, el metro, entre otros. Para lograrlo se requiere que las empresas expandan su cobertura.

4-. Financiamiento del transporte público: para garantizar la viabilidad financiera del transporte público y sus operadores, las evaluaciones deben hacerse en tres áreas: oportunidades para derivar ingresos por la agregación de servicios de terceros; crecimiento en el número de pasajeros; y la recaudación de ingresos de indirectos
beneficiarios del transporte público.

¿En dónde entran los proveedores?

En esta investigación, se identificaron cinco importantes claves para impulsar el trabajo en equipo entre los proveedores, el gobierno y la ciudadanía; claves que pueden fomentar que la cadena, que se encarga de ofrecer este servicio de transporte, pueda aumentar su oferta, mejorar la experiencia del usuario y mantener una ventaja competitiva que impacte de manera positiva en todos los entornos.

1-. Sentido de propósito: las marcas tienen que definir un propósito mediante el cual puedan involucrar a las partes interesadas y hacerlas sentir parte de esta evolución.

2-. Experiencia del cliente: de nada sirve contar con una buena alternativa de movilidad sostenible, si el servicio carece de calidad o simplemente no cubre con las necesidades de los usuarios.

3-. Excelencia operacional: maximizar la utilización de los activos y mejorar la eficacia de las funciones y la cadena de valor, puede volver a las marcas más atractivas para los ciudadanos .

4-. Integración del ecosistema: de acuerdo con el equipo de Arthur D Little , es esencial proporcionar a los consumidores flexibilidad, servicios de movilidad eficientes, integrados y orientados al usuario mediante el desarrollo de visiones de movilidad integradas .

5-. Transformación: gestionar con éxito la empresa, impulsa una transformación en términos de liderazgo, cultura, organización y la gestión del talento, y les permite a los proveedores seguir siendo competitivos en el corto plazo y a largo plazo.

“Un cambio que involucra para la voluntad de emprender un viaje desde la era de productividad, a la era de la creatividad”, señala el informe.

¿Qué está frenando el cambio?

Lamentablemente, las visiones y las políticas de movilidad aún no cubren los requisitos que se requieren para impulsar por completo la movilidad sostenible. Esto se debe a la falta de conocimiento sobre qué son exactamente los sistemas de movilidad y sus características.

Además, hay una falta de integración entre modos de transporte lo que conduce a un resultado deficiente en términos de rendimiento. La gestión de la movilidad urbana aún funciona en un ambiente demasiado fragmentado y hostil que todavía no esta preparado para la innovación.

Los sistemas de movilidad, a menudo no responden positivamente a la evolución de las necesidades del cliente y son deficientes en su cadena de valor, lo que fomenta una pésima calidad en el servicio.

Los sistemas de movilidad, a menudo no responden positivamente a la evolución de las necesidades del cliente y son deficientes en su cadena de valor, lo que fomenta una pésima calidad en el servicio.

De acuerdo con la investigación, los sistemas de movilidad del mañana deberían ser personalizados, convenientes y conectados. Esto puede fomentar el uso de alternativas más sostenibles, mientras se integran nuevas soluciones de movilidad y vehículos más sostenibles.

Aunque, no todo esta tan mal… Actualmente existen 60 ciudades con mejor movilidad sostenible, que han comenzado a experimentar con nuevas alternativas de transporte y a convertirse en referentes sobre cómo impulsar este nueva sistema.

60 ciudades con mejor movilidad

Dentro del informe, se evaluaron las estrategias y sistemas de 100 ciudades. Solo diez de ellas obtuvieron más de 50 puntos de las cuales ocho son europeas y dos asiáticas.

El puntaje más alto lo tiene Singapur, seguido por Estocolmo, Ámsterdam, Copenhague y Hong Kong. Estas ciudades están posicionando como un propulsor para impulsar la movilidad sostenible en otros países.

(Aquí puedes checar el listado con los primeros 60 lugares de las ciudades con mejor movilidad).

Para el equipo involucrado con esta investigación, aún no existe un sistema ideal de movilidad urbana. Sin embargo, se puede desarrollar un sistema pensado en los aciertos de cada país y adaptarlo a las diferentes necesidades de las grandes ciudades.

Creditos:

Kenia Govanini para ExpokNews

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *