Tecnología: la apuesta para mejorar el sistema de salud en México

“La atención médica en México y en todas partes debe ser predictiva, preventiva, participativa y personalizada para obtener los mejores resultados para las personas y el sistema. Necesitamos establecer una hoja de ruta hacia el éxito”.

México es un país con una población de más de 120 millones de personas. Los desafíos que enfrenta el país para crecer y desarrollarse son enormes, especialmente en el cuidado de la salud. La obesidad, la diabetes y las enfermedades cardíacas representan importantes preocupaciones para la salud pública y privada.

 

El país tiene uno de los índices de esperanza de vida más bajos en la OCDE, en parte debido a los recursos limitados disponibles para la salud, que impacta en todos los aspectos de la sociedad. Sin embargo, México se está moviendo hacia una moderna y tecnológica solución para este problema: la salud digital.

Recientemente, el Digital Health Forum Mexico (DHFM) tuvo lugar en la Ciudad de México Fue el primer evento de este tipo en el país y reflejó el fuerte compromiso de México para transformar el sistema de salud a través de tecnologías disruptivas y desafiar al sector privado como socio para desarrollar atención médica en el futuro cercano.

DHFM proporcionó las voces de científicos, expertos en salud digital, empresarios y funcionarios del gobierno para apoyar colectivamente una amplia discusión desde la innovación hasta la implementación. Capturado en la misión de la reunión, el objetivo era claro: encontrar las mejores estrategias para incorporar la tecnología en el sector público para que más mexicanos tengan acceso a servicios de salud de calidad. Además, una perspectiva clave fue cómo la tecnología puede ayudar a “dar un salto” sobre los problemas existentes para crear soluciones nuevas e innovadoras a problemas que podrían parecer insuperables.

Uno de los principales participantes del gobierno, Julio Sánchez y Tepoz, comisionado general de la Oficina Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), el organismo regulador de la tecnología de la salud.

Dejó en claro que la oficina ya está trabajando para contribuir a formas más rápidas y efectivas de liberar permisos para nuevos dispositivos digitales y médicos que resulten seguros y adecuados para su uso en necesidades privadas y públicas:

“Hemos desarrollado el marco legal y regulatorio de dispositivos médicos, que incluye dispositivos digitales. Esto ha permitido un mejor uso de los recursos financieros y también hacemos más eficiente la autorización de dichos dispositivos médicos. Esa es la forma en que contribuimos y apoyamos la transición de México a la atención médica digital”, dijo el comisionado.

Además, el sector de educación médica apoyó esta iniciativa para unirse al esfuerzo de México para avanzar hacia una transformación del sistema de salud.

“La atención médica en México y en todas partes debe ser predictiva, preventiva, participativa y personalizada para obtener los mejores resultados para las personas y el sistema. Necesitamos establecer una hoja de ruta hacia el éxito”.

Como un ejemplo practico de esto podemos citar el modelo que esta llevando a cabo Amazon y Harvard en cuanto a la implementacion de IA en hospitales.

Se trata del guiño más reciente de que las tecnológicas importantes se expanden en mejorar las tareas cotidianas

Alexa no va a reemplazar a los médicos a corto plazo, pero Amazon dice que la inteligencia artificial (IA) puede ayudar a los hospitales a mejorar su eficiencia.

El gigante de internet dijo  que su unidad Amazon Web Services está trabajando con un hospital docente afiliado a Harvard en Boston para probar cómo la IA puede simplificar la atención médica.

Se trata del guiño más reciente de que las tecnológicas importantes como Amazon y Google están expandiendo su alcance en el mercado de atención médica de 3.5 billones de dólares en Estados Unidos.

El sector tecnológico alberga grandes esperanzas de que las potentes herramientas informáticas puedan mejorar diagnósticos y tratamiento, pero los primeros proyectos del centro Beth Israel Deaconess Medical Center con Amazon.com están menos ligadas con terapias sofisticadas y más con tareas cotidianas como la programación de pacientes, lo que mejora la eficiencia y reduce costes.

“Están identificando los problemas correctos en los que el aprendizaje automático realmente puede ayudar”, dijo Taha Kass-Hout, líder sénior para el cuidado de la salud y la inteligencia artificial en Amazon.

El gigante con sede en Seattle otorgó al hospital docente de Harvard Medical School una subvención valorada en hasta 2 millones de dólares para experimentar con el aprendizaje automático y la IA.

“Vamos a ver más y más compañías tecnológicas que intentan explorar diferentes formas de asociarse con la atención médica porque hay muchos mercados sin explotar e infrautilizados en los que pueden crecer”, dijo Alisa Chestler, abogada de Baker Donelson que se centra en la atención médica y la tecnología.

Este paradigma debe tambien ser tomado en cuenta en  México ya que enfrenta muchos desafíos en el cuidado de la salud. Desde el acceso simple y acciones encaminadas a la prevención como en el ejemplo de AMAZON citado en este articulo, así como en el caso de opciones avanzadas para intervenciones más complejas, sin lugar a dudas la tecnología será parte de la solución. A medida que el gobierno, la educación y el sector privado unan sus fuerzas, México puede convertirse en un “colaborador” único donde la innovación puede abordar necesidades sociales críticas y urgentes. Y cuando este nivel de urgencia se combina con iniciativas innovadoras, los resultados pueden ser transformadores.

Creditos:

John Nosta

Vanguardia.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *